A partir de residuos de la manzana crean producto natural contra el estreñimiento

Enviar por correo

:
Azana es el nombre de un nuevo suplemento alimenticio que apunta a combatir los trastornos digestivos, utilizando la pulpa de manzana que queda como residuo tras la elaboración de jugos. La iniciativa fue apoyada por FIA, a través de la convocatoria de Jóvenes Innovadores.

En el proceso de elaboración de jugos, hasta un 57% de la fruta que se utiliza termina en la basura. Esto ocurre tras la etapa de prensado de la fruta, donde se obtiene el jugo y la pulpa, y que luego de ser separada esta última tiene poca utilidad para las empresas, que optan por desecharla. 

Haciéndose cargo de esta situación, nace Cáscara Foods, una empresa chilena pionera en el país en utilizar la pulpa de manzana para elaborar alimentos funcionales como Azana, un producto que actúa como un regulador de tránsito digestivo formulado con fibra de manzana. 

"La pulpa de fruta concentra más del 90% de su fibra dietaria, además de tener menos de la mitad de sus azúcares. Esto la hace especialmente valiosa para formular productos que sean altos en fibra, con grandes propiedades para trastornos digestivos como el estreñimiento", dice una de las cofundadoras de Cáscara Foods, Javiera Barrueto. 

La iniciativa surgió gracias al apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), a través de la convocatoria Jóvenes Innovadores, donde este emprendimiento fue uno de los 22 proyectos ganadores con financiamiento, en este concurso el año 2017. 

Fibra de excelente calidad 

La pulpa de manzana que se utiliza para generar la fibra, es abastecida por empresas de jugo locales que originalmente se deshacían de ella y que, en la actualidad, Cáscara Foods la procesa para concentrar la fibra que contiene y así aprovechar la creación de nuevos productos. 

"Esta es una excelente opción para incorporar a nuestra alimentación más aún sabiendo que el consumo actual de fibra de las personas es muy bajo. En una sola porción de este producto contiene la misma fibra que dos manzanas y media que equivale al 23% del consumo diario recomendado", explica la nutricionista Cindy Huerta. 

"Lo que buscamos con esta fibra es generar un impacto económico, social y medioambiental, a través del trabajo conjunto con empresas que desechan la pulpa, aprovechando las propiedades únicas que tiene la fibra de manzana para combatir problemas relacionados al colon y la flora intestinal, con productos naturales y sustentables" dice Javiera Barrueto. 

Azana está siendo distribuido a todo el país a través de tiendas naturistas, sitio web y prontamente farmacias. Durante el 2019, su plan es expandir las líneas de producto, creando nuevos formatos, siempre utilizando la pulpa de manzana como ingrediente principal.