Cómo hacer huevitos de chocolate en casa

Enviar por correo

:
¿Y si nos atrevemos a hacer huevitos de chocolate caseros? Además de sorprender con algo rico, qué mejor que regalar algo hecho con tus propias manos. Y si le sumas que puedes escoger tus ingredientes preferidos para combinar, mucho mejor. Aquí te contamos los mejores tips para lograrlo.

La Pascua de Resurrección, más allá del sentido religioso y espiritual que originó esta fecha, se ha convertido en motivo de celebración en especial para los niños, en donde los huevitos y conejos de chocolate son protagonistas de esta fiesta y una dulce tentación para toda la familia.

Si bien se pueden encontrar fácilmente en el comercio en diferentes tamaños, rellenos y colores, no hay mejor manera para disfrutar de esta tradicional costumbre que realizando nuevas recetas y preparaciones poco habituales en casa y junto a toda la familia. Sabor casero, con nuestros ingredientes más naturales y menos procesados.

Estos simples tips se deben tener en cuenta al momento de elaborar y personalizar huevitos de chocolates caseros:

1. Fundido de chocolate en microondas. Es sin duda el método más rápido, fácil y limpio para fundir. El procedimiento es agregar en un bowl trozos pequeños de chocolate y calentar en intervalos de 30 segundos, revolviendo constantemente, hasta fundirlo. El proceso no debería tardar más de 2 minutos. De esta forma nos aseguramos que no entre vapor o agua al chocolate, riesgo que si se corre cuando se hace en baño maría. Aunque también se puede hacer de la manera tradicional con el baño María, con un poco más de paciencia y cuidado. ¡Tú escoges!

2. Elección correcta del chocolate. Es fundamental que el chocolate sea de buena calidad, con un alto porcentaje de pasta de cacao (mínimo 30%), ya que algunas variedades que contienen grasas hidrogenadas. Se puede usar también la variedad de chocolate con leche, pero hay que tener cuidado con las temperaturas de fundición y de trabajo.

3. Limpieza del molde. Los moldes se pueden encontrar en el comercio en diferentes formatos y formas. Antes de utilizarse se deben lavar y secar muy bien, con el fin de retirar cualquier resto de producto o grasa que pudieran tener. De esta manera, al desmoldar el chocolate, se evitará que quede pegado a éste y que salga con fallas, como grietas o burbujas de aire. Se recomienda refrigerar el molde con chocolate durante unos 10 a 15 minutos, lo cual facilitará el desmolde.

4. Cómo pegar las mitades de cada huevito. La manera más fácil de hacerlo en casa es calentado algún molde o poniéndolo directamente en el fuego del quemador. Una vez que está caliente la base, se pasan rápidamente las mitades del huevito que se van a unir y aprovechando que el borde se derrite levemente, se hacen coincidir las mitades. El chocolate derretido funciona como un pegamento natural.

Y con estas recomendaciones principales, ahora queda al gusto de cada uno el típico huevito que quieran armar! Pueden jugar con rellenos como manjar, ganache de chocolate, mermelada, pasta de chocolate y avellanas, mantequilla de maní o combinar con diferentes tipos de chocolate como blanco, amargo, de leche, además de decorarlos con mostacillas, pedazos de frutos secos, líneas de otro chocolate, etc… ¡Las opciones son cientas! ¡Manos a la obra!