Los mejores del 2017: premiación del Círculo de Cronistas Gastronómicos y del Vino

Enviar por correo

:
En el Centro Gastronómico BordeRío se realizó la tradicional entrega anual de premios del Círculo de Cronistas Gastronómicos y del Vino de Chile. Este evento ha destacado a lo largo de casi un cuarto de siglo, lo mejor de la gastronomía y vinos chilenos, y anoche dio su veredicto para los mejores del 2018.

En su vigesimocuarta edición, el Círculo de Cronistas Gastronómicos distinguió las siguientes categorías correspondientes a lo mejor del 2017: 

RESTAURANTE DEL AÑO: Karai. Sólida apertura del 2017, donde se consideraron sus estándares de calidad y el trabajo del equipo por entregar cocina y servicio de nivel superior desde su partida. 

CHEF DEL AÑO: Gabriel Layera. Al frente del restaurante La Calma, este chef ha consolidado su línea de trabajo que tiene como centro el producto. Búsqueda, propuesta y apuesta por la pureza para destacar lo que ofrece la costa chilena marcando un nuevo estándar. 

COCINA CHILENA: La Tasca de Altamar. funde en su ADN el desarrollo en el tiempo de un restaurante familiar y la preocupación y mantención de la calidad en los productos del mar que ofrece. Nuevas generaciones reimpulsan un espacio donde la tradición actualiza la cocina chilena. 

MEJOR RESTAURANTE PRECIO CALIDAD: Silvestre Bistró. Creado con este fin, lograr en un polo gastronómico emergente, ofrecer a diario cocina de mercado apuntando siempre a la mejor relación precio calidad en un cuidado ambiente. 

MEJOR EMPANADA: 2017 distinguió 3 empanadas de diferentes comunas que con su experiencia familiar, calidad de ingredientes y fidelidad a la receta original, dan continuidad a la auténtica empanada chilena. 

1. Rosalía, Lo Barnechea 

2. La Nonna, La Reina 

3. La Empanada Mia, Recoleta 

COCINA EN REGIONES: 

ZONA NORTE: Restaurante Cooperativa de Pescadores Los Vilos. Por desarrollar un modelo ejemplar de valorización del trabajo y el producto potenciando la Denominación de Origen, la región y el país. 

ZONA CENTRO SUR: Macerado Algarrobo. Parte de la familia de restaurantes Macerado es un proyecto pionero en el trabajo con productos de la zona, con proyección enoturística de primer nivel. 

ZONA AUSTRAL: Cazador, Castro Chiloé. Una innovadora propuesta que dinamizó la oferta isleña y que es parte de un proyecto mayor, donde a la cocina se suma turismo y la hotelería. 

PUBLICACIÓN DEL AÑO: COMINO la guía. Un producto editorial cuyo lanzamiento en 2017 vino a elevar la norma de ese tipo de publicaciones, con excelente investigación, diseño, en formato bilingüe y con un mapeo gastronómico y de lugares que definen un sabroso Santiago. 

PROYECTO ENOLÓGICO DEL AÑO: Maturana Wines. Premiados vinos de autor hablan de un sólido proyecto que, en poco más de una década, ha logrado la consolidación de una manera de hacer vinos donde el concepto manual de producción tiene su mejor exponente. 

ENÓLOGO DEL AÑO: Roberto Henríquez. Ha transformado su particular visión de valles, variedades y vinos en un estilo que ha marcado un hito dentro del sector vitivinícola nacional. El rescate, puesta en valor y proyección de cepas, maneras de cultivo y producción han trascendido más allá de su propia marca, aportando al vino y a Chile. 

PREMIO ROSITA ROBINOVITCH: Patricio Tapia. Ha convertido su carrera de periodista especializado en vinos en mucho más, transformándose en un activista del vino chileno. Desde sus inicios supo ver que el futuro era global, por lo que siempre apuntó al mundo estudiando, perfeccionando y luego desarrollándose internacionalmente. Su guía Descorchados sigue la misma filosofía, y aparte de consolidarse en Chile, ha expandido su influencia a mercados tan importantes como Brasil, Estados Unidos y Asia. 

La premiación en BordeRío convocó a cocineros, enólogos, dueños de restaurantes y bodegas, personalidades del sector, prensa especializada y estuvo encabezada por el presidente del Círculo, Patricio Rojas.