Terrazas: ¡todos afuera!

Enviar por correo

:
Que no pare el verano. Eso pedimos todos los años, pero con una condición: que haya espacios para disfrutarlo fuera, con algo de vientecito, cuando cae la tarde. Los amantes del sunset y la buena mesa merodean por las calles de la capital buscando un lugar escondido, con onda y talento gastronómico para aprovechar las tardes veraniegas conversando largo y tendido al aire libre y aquí está la guía que deben tener.

Por: Natalia Vidal Toutin

La playa y la piscina están bien, pero la vuelta al sol de la temporada de vacaciones no se disfruta del todo si no hay una que otra terracita dispuesta a recibirte con tu pareja, amigos o familiares, sobre todo si hablamos de febrero, el mes del amor y las calles vacías en Santiago.  Vamos a complementar tu listado de panoramas con este especial de terrazas para cerrar la época de relajo con un cóctel y aperitivos de impacto, recordándote que marzo es aún un gran momento para saborear un happy hour.

Sky Bar Cofa - Hotel Renaissance - Las Condes/Vitacura

Toma tu mejor pinta, arréglate como si fuese una ocasión especial y prepárate para una tarde llena de exclusividad, sofisticación y lujo, porque lo que este bar ubicado en la cúspide del hotel Renaissance propone, es una escena de vistas panorámicas envidiables al sector Oriente de la capital, junto a una coctelería de lujo y autor. Son 270º libres a la vista para disfrutar de las luces cuando cae el sol, que irán acompañadas principalmente de la especialidad del barman, preparaciones híbridas con pisco. De los favoritos, el Piscopolitan Renaissance Style acapara la mirada y el gusto con una balanceada mezcla de triple sec, arándanos y limón. Un trago largo, seco, pero con un toque justo de dulzor.  La carta gastronómica admite tapas y appetizers que amenizarán las horas de conversación en Av. Kennedy 4.700, Vitacura.  


Jardín Mallinkrodt - Bellavista -  Providencia

En Mallinkrodt 170, los jardines secretos escondidos tras un largo pasillo de murallas de ladrillo con diseños que exhiben una combinación entre bohemia, street art y, sobre todo, elementos hippie chic, crean en este sitio un ambiente distendido, relajado, perfecto para juntarse con amigos. Estar acompañados es la tónica. Este en un lugar donde siempre prima la gran cantidad de personas sentadas en mesas o sillones de mimbre a la luz de guirnaldas de ampolletas conversando a viva voz con cerveza artesanal, tragos típicos y un buffet a elección de productos de una parrilla culinaria itinerante, que presentan los foodtrucks que rodean a este espacio. Ese es su sello: carritos de comida, cerveza artesanal, gente y buena onda.

Son 600 m2 de terreno a los que casi siempre debes acceder previa reserva. Si llegas sin ella, quedarás en una lista de espera que puede que tarde hasta 45 minutos en conseguirte un cupo. Este lugar encanta desde la llegada. Probablemente sean las grandes barricas de vino que reciben a modo de lounge, donde el predominio absoluto de las plantas hace que te  sientas como en el patio de tu casa, pero acompañado de la vida nocturna. No querrás perderte, una vez sentado, los más de ocho tipos de cerveza artesanal o el Ponche de pisco, ese que lleva jugo de piña, vermouth, huesillos, lima, hierbabuena y jengibre.  


S33W70 - Hotel The Hip - Providencia

Retro, vintage, geométrico y ondero. Los colores y la fusión hacen de este rincón del Patio Bellavista, elevado en un segundo piso, un sitio atractivo, cómodo y orgánico. La vista a la gente yendo y viniendo en la primera planta del Patio complementan la sensación de una fiesta permanente en la que sobresale la originalidad gastronómica de sus chefs Cristóbal Trujillo y Juan Flores. Preparaciones frescas, ricas en frutas, verduras y productos orgánicos de cosecha directa se presentan en platos o entradas que exhiben lo mejor de la huerta que el mismo restobar ha cultivado. La lista de coctelería está compuesta por algo más que una decena de tragos, entre se distinguen aquellos frutales y aromáticos.  Imposible pasar por sus mesas sin probar la esfera de mote y setas, que viene en preparación crocante, cremosa y frita en su punto.

No es fácil llegar a la terraza. Podrás confundirte en primera instancia con la barra del bar Red Luxury. Al subir las escaleras, deberás cruzar este bar para acceder a la terraza del hotel The Hip, donde se encuentra escondido este restobar al que podrás asistir en pareja o con amigos y disfrutar de seguro.

Tramonto Bar & Terrace - Hotel Noi - Vitacura

El after office de las parejas y el glamour se vive en la azotea del hotel Noi en la comuna de Vitacura. Al llegar a Nueva Costanera 3736, debes subir en elevador hasta el piso que indica “Tramonto Bar”. Al abrirse las puertas, entenderás que hay todo un mundo allá arriba que desde la calle no se alcanza a divisar. Un amplio espacio donde predomina la iluminación de la piscina al atardecer con quitasoles y toldos blancos y elegantes te abren espacio a un lounge donde los juegos de luces y la musicalización directa con DJ serán la tónica.

La vista es de 360º, se ve Santiago y cordillera mientras disfrutas de una coctelería fina y rigurosa que sobresale absolutamente respecto de la carta gastronómica. Los aperitivos que podrás probar son creativos, justos y muy agradables al paladar. Son fruto de una coctelería de autor que reconoce y enaltece los productos típicos de Chile, de norte a sur, brindando un toque especial y sabor nativo a todas las preparaciones. No puedes dejar de saborear el exótico Noi Casa Atacama, una preparación sour que añade rica rica y azafrán a su receta final. Dentro de la carta, sobresalen las tapas de cebiche de atún y quínoa o la tabla tramonto, que tiene una mezcla de salame fuet y ahumado, queso edam, de cabra y manchego con tostadas.  Otra de las novedades, son las técnicas en coctelería molecular, dentro de las que se distinguen los hielos a -750º que conservan tu cóctel frío durante todo el tiempo que dure tu velada y produce humo y burbujas cuando lo tomas.

La Virgen / Bombero Nuñez 290 - Recoleta

La ambientación rústica se toma la esquina de Bombero Núñez con Santa Filomena en la comuna de Recoleta, para adueñarse de una autenticidad que reconoce este pub de típicas tapas chilenas, como acogedor, cómodo y muy especial. Sin tanta pretensión, este pub restaurante está situado en el segundo piso de una casona antigua que mira  hacia el cerro San Cristóbal. Ahí, se despliega una decoración únicamente hecha de madera, donde los pallets sacan a relucir sus mejores atributos y las macetas con plantas, más las guirnaldas de luz, lo vuelven un espacio, no solo muy ondero, sino también acogedor.

Lo mejor que tiene este lugar es su carta. Cada tapa, sin mucha pretensión presenta una propuesta chilena muy sabrosa, de justa medida, prevista para compartir varias preparaciones en un solo encuentro. Las favoritas son las calugas de congrio con pichuncho al estilo La Virgen, un acierto absoluto de sabores, buen ambiente y comodidad.

 

El Mesón Nerudiano - Bellavista - Recoleta

Después de salir de La Chascona, quedas con una sensación de indispensable nostalgia marítima. Recorrer sus pasillos y la vida de Pablo Neruda en ella, no hace más que avivar tus ganas de continuar la travesía. ¿Por qué hablar de esto? Porque solo a unos pasos, en la comuna de Bellavista se encuentra el Mesón Nerudiano. Un lugar con el espíritu del poeta, en donde todo se comparte y los rinconcitos a la luz tenue son un must imperdible este año. La propuesta gastronómica es tan artística como sabrosa y marítima. Todo lo que compone a este sitio devela el gusto del Premio Nobel de Literatura por la estética, la buena mesa y las largas conversaciones, por lo que en este lugar lo único que ocurre son las ganas de quedarse. Las colecciones en la decoración responden a la afición de Pablo Neruda, por ello encontrarás en sus tres pisos decoraciones diferentes donde sobresalen mapas, fotografías y cuadros. No puedes irte sin probar el cebiche de pulpo y terminar con un postre, el mejor de la carta: turrón de vino con nueces.