Verde que te quiero verde

Enviar por correo

:
Los huertos en casa se han convertido últimamente en un boom, ya que son muchísimos los beneficios que se pueden obtener de ellos y se adecúan a nuestras necesidades; ya sea alimentarse sanamente, ahorrar dinero, conservar hierbas medicinales, entre otros. Además la construcción y cuidado de un huerto puede convertirse en un entretenido espacio de unión familiar o de terapia gratis y ¿lo mejor de todo?, en la comodidad de tu casa.

¿Cómo hacer un huerto en casa? Da igual el espacio con el que cuentes, el conocimiento que tengas del tema o los cultivos que quieras plantar, para empezar un huerto necesitas solamente tener estas 4 cosas básicas:

1. Recipientes: Los recipientes donde vamos a plantar son muchos y muy variados, hay desde mesas de cultivo, jardineras y macetas hasta jardines verticales. Escoger uno u otro dependerá de varias cosas: la inversión que quieras realizar, el espacio del que dispones y el uso que le quieras dar.

2. Tierra: La tierra es el medio donde se desarrollan las raíces de la planta, de aquí absorberá sus nutrientes, por eso una norma básica para unas plantas y un huerto sano empieza en esta elección.

3. Plantas y/o semillas: lo cierto es que en un huerto puedes plantar todo tipo de hortalizas y verduras, desde las más clásicas hasta las más sofisticadas. Todo depende de tu nivel de experiencia y del espacio que dispongas.

4. Agua: ésta se encarga de “recoger” los nutrientes del suelo y transportarlos a través de las raíces a la planta. Es imprescindible para el buen desarrollo de lo que cultives. 

Dato: 
Las herramientas o tratamientos concretos para plagas, dependerán de cada situación y de cada oportunidad. Además, son productos que podrías necesitar en algún momento específico, pero no para esta etapa inicial.

Para comer más rico y sano, te aconsejamos respetar la estacionalidad de los vegetales, el tiempo de cosecha, distancia entre las plantas, suelo y sobre todo escoger el recipiente ideal, es decir el que mejor se adapte a tu situación. 

Huertos pequeños

 

Época de siembra

Tiempo de cosecha

Distancia entre plantas

Suelo

Cilantro

Todo el año

2 a 3 meses

Hilera completa - 7 a 10 cm.

Suelos sueltos y finos.

Perejil

Todo el año

3 meses

Hilera completa

Suelos sueltos y finos.

Albahaca

Agosto - septiembre

80 días

20 - 30 cm

Materia orgánica, suelo poroso y liviano

Menta

Agosto - octubre

90 días

20 -25 cm

Suelos húmedos, bien drenados y soleados.

Ciboulette

Todo el año, preferible otoño e invierno.

30 - 60 días

Hilera completa sin separación

Suelto y de buen drenaje.

Orégano

Agosto - octubre

90 días

25 - 30 cm

Alta materia orgánica.


Huertos Medianos

 

Época de siembra

Tiempo de cosecha

Distancia entre plantas

Suelo

Ají

Julio - septiembre

2 a 3 meses

80 cm

Sueltos y alto drenaje.

Ajo

Mayo - junio

6 meses

10 a 15 cm

Suelo fértil. Si el suelo es muy ligero se recomienda agregar una capa de estiércol o un buen compost

Lechuga

Abril - septiembre

3 meses

20 cm

Ricos en materia orgánica (30 cm)

 

Huertos Grandes

 

Época de siembra

Tiempo de cosecha

Distancia entre plantas

Suelo

Acelga

Ene- feb - sept - dic

2 a 3 meses

20 cm

profundo (30 cm)

Apio

Mayo - julio

70 días

30 cm

Profundo, liviano y poroso

Cebolla

Mayo - junio - sept - oct

4 meses

10 cm

Alto drenaje, ausencia de piedra.

Espinaca

Marzo - septiembre

2 a 3 meses

10 cm

Suelos con alta materia orgánica y buen drenaje.

Pimentón

Julio - septiembre

3 meses

30 cm  

Suelos ligeros y fértiles

Zanahoria

Marzo - junio

3 meses

8 cm

Suelo suelto, mullido fino y profundo (40 cm)

Tomate

Agosto - octubre

3 meses

25 cm

sueltos, alto drenaje

Glosario: Tipos de suelo

Ligeros: Suelo arenoso  y filtra el agua rápidamente.

Mullido: Suelos donde prácticamente nuestro dedo índice se pueda hundir fácilmente en la tierra.

Sueltos: Fáciles de mover.

Con materia orgánica: Procede tanto de la descomposición de los seres vivos que mueren sobre ella, como de la actividad biológica de los organismos vivos que contiene: lombrices, insectos de todo tipo, microorganismos, etc

Estiércol: Mezcla de materias orgánicas descompuestas que se utiliza como abono para la tierra.

Tipos de riegos

Si hablamos del riego, es muy importante que sepas que la manguera sigue siendo una buena solución para huertos pequeños. Lo ideal es regar poco a poco, para que el agua se infiltre bien por toda la tierra. Al hacerlo muy de golpe, se generan grietas que hacen que el agua fluya rápido y no dé tiempo suficiente a las raíces para que puedan absorber el agua.

En cambio el sistema de autorriego es perfecto para complementar el modo manual, son maceteros con depósito que acumulan el agua y la van filtrando poco a poco. Estos son ideales para huertos pequeños y además muy económicos.

Si tienes un espacio más grande, el más utilizado es el riego automático. Este da una mayor  autonomía, además  podrás regular la frecuencia y la intensidad del riego de forma automática.

Dato:

Los brotes son una forma sencilla y rápida de aportar vitaminas y sales minerales a la dieta. Y son fáciles de cultivar.