Los nuevos polos gastronómicos

Enviar por correo

:
Chefs jóvenes o amantes de la cocina que decidieron salirse de los tradicionales circuitos gastronómicos y se han establecido en barrios poco comunes con sus foodtrucks y espacios de excelente gastronomía. Todo a precio justo para democratizar el buen comer. Franklin, La Vega y Quinta Normal son algunos de los lugares que ya están dando que hablar y aquí te contamos por qué debes conocerlos.

La Comedoría: Factoría de mercado

Felipe Espinoza y Cristóbal Carrión – dos amigos que se conocieron estudiando publicidad- son los creadores de esta picada de lujo en una galería comercial en Franklin; un lugar que conquista a los comensales por sus platos con ingredientes poco valorizados en el mercado, pero acá les dan un buen trato con técnicas de alta gastronomía y bonita presentación.

Cristóbal, tras vivir durante 10 años en Brasil y trabajar en restaurantes en Río de Janeiro y Sao Paulo, volvió a nuestro país con un concepto claro: que todo el mundo tenga la posibilidad de comer bien a un precio justo. ¿Por qué en Franklin? Aparte del precio del arriendo más bajo, tienen el matadero al frente y la posibilidad de acceder a ingredientes frescos todos los días. Cada mañana cruza al mercado y ve qué es lo que puede hacer ese día. Lo compra y lo prepara. ¿Qué se puede encontrar en su carta? Croquetas de cochayuyo con mayo de cilantro, gnocchi de betarraga con salsa de queso ahumado de cabra y nueces caramelizadas, bombón de cola de vaca con quínoa y crispy de acelga, entre otros.

No trabajan con carta fija, pero sí hay platos intocables que no han podido eliminar por el éxito entre sus comensales; la jibia con champiñones salteados, la holandesa de soya, el chanchito prensado con puré de zanahoria-naranja y chutney de repollo manzana. Los precios fluctúan entre los $4.000 y los $7.800 con opciones de un menú por $4.500 durante los días de semana.

Con tan solo meses de vida, el éxito de este local rodeado de cocinerías extranjeras, es rotundo. Sus comensales llegan desde todas partes de Santiago, regiones e incluso extranjeros. Una cocina de mercado que sorprende por sus sabores y encanta por sus precios.

Martes a domingo de 13:00 a 17:00 hrs. /   Franklin 979 local 7, Santiago / @lacomedoria

 

La Rosa Gana: oficio, calidad y precio

La sandwichería La Rosa Gana, en pleno barrio Franklin, entremezcla los sabores colombianos, peruanos y venezolanos con los chilenos y franceses. Y es que esta amasandería de barrio es del francés Bernard Leroy, dueño de la famosa panadería Bernard y del bistró Le Petit Bernard.

Situado en una esquina y con sólo cinco sillas, ofrece además de sándwiches para comer ahí o llevar, una pastelería de ensueño. Todo fresco y preparado el mismo día. Cierran cuando ya se acaba el stock: medialunas, muffins, brownies, pan de chocolate, baguette, empanadas y la ciabatta clásica de Bernard que le da el toque a los sándwiches.

Hay dos estrellas indiscutidas: el sándwich de “Chancho con pebre”, con cerdo deshilachado cocinado durante doce horas a fuego bajo en sus propios jugos y “El Colombiano”, en honor a sus cocineras: carne mechada cocinada por cinco horas, con queso, pimentón y cebolla. Todo, por $3.000 además de un jugo 100% natural incluido. Un recomendado para probar cosas exquisitas, con influencias de varios países latinoamericanos y aire francés a un precio más que justo.  

Lunes a sábado 8:30 a 17:30 hrs. / Santa Rosa 1899, Santiago /  +569 67024136

 


Livin la Pizza Loca

Un carrito medio camuflado entre los puestos de frutas y verduras en el Galpón de los Chacareros de La Vega llama la atención por la multitud de comensales que lo rodean. Y es que las crujientes pizzas a la piedra que ofrece el argentino Pablo Ferrari se han convertido en un imperdible del lugar.

Luego de tener un restaurante de pizzas en el Barrio Italia con 32 variedades, Pablo se aburrió y decidió instalarse en La Vega con su carrito con 5 opciones disponibles, donde el día a día es más relajado, el ambiente lleno de buena onda y se puede disfrutar el momento. Está en el lugar exacto y donde más le gusta.

Hacen la masa a primera hora de la mañana y se termina de amasar cuando ingresa algún pedido. Con ingredientes frescos obtenidos de los puestos del sector, aseguran tener los mejores productos en cuanto a calidad. ¿Lo mejor de todo? Un precio al que cualquiera pueda comer una maravillosa pizza, entre los $2.500 y los $3.000. Además para acompañarlas, los jugos 100% naturales que preparan son perfectos.

Las pizzas van desde la clásica Margarita, la de queso de cabra con tomates cherry y rúcula, la de jamón pierna y champiñones, la de pepperoni americano, la de cuatro quesos y la de camarones ecuatorianos con ajo y ciboulette.

Martes a domingo 08:00 a 15:00 hrs. / Galpón Chacareros, Vega Central /  @livinlapizzaloca

 

El Paleterío

Ariel Dujovne es ingeniero forestal, tuvo un restaurante de comida hindú pero decidió cambiar el rumbo y creó El Paleterío. Siempre muy ligado al mundo de la gastronomía, este carrito ubicado en el Galpón de los Chacareros en La Vega nació por sus ganas de hacer algo con la fruta y poder mantener su esencia.

Quería rescatar las frutas, conservando su textura y sabores al máximo. Y así nacieron los helados de fruta 100% en paleta, que no están congelados para mantener mejor la textura y el sabor. Con una fábrica artesanal en San Joaquín, utiliza sólo frutas de la temporada, las materias primas son seleccionadas por Ariel y las adquiere en los puestos del lugar, no tienen aditivos químicos ni concentrados.

 Algunos de los sabores son: piña, limón de pica y menta; limón, pepino, menta y jengibre; frutilla albahaca, frutas tropicales (mango, maracuyá, piña); higo; limón arándano y naranja plátano. A $1.000 la paleta.

Martes a domingo de 10 a 16:00 hrs. / Galpón Chacareros, Vega Central / @elpaleteriohelados


Sanguchería CasaCombi: cocina de barrio

Dos amigos sibaritas – Cristián Vargas y Álvaro Ortiz- se asociaron con una idea clara: tener una picada con comida rica y abundante, a un precio justo y con una vida de barrio. Así aprovecharon una casa que tenían en Quinta Normal en la que había una Combi en el jardín, la restauraron y empezaron a vender sándwiches sin aún haber terminado el local. El primer mes fue tanto el éxito, que se llenaron de comensales.

El proyecto tuvo tan buena acogida que salió escogido como la mejor picada del 2016 por la Guía de Picadas. Y es que Cristián y Álvaro ofrecen más que comida rica; ofrecen una real experiencia. El cruzar Santiago, encontrar una puerta sin siquiera algún cartel que señale dónde estás y al tocar la puerta, te abran ellos mismos, te hacen sentir como en casa. Cruzas un jardín rústico e itinerante, con muebles, sillas y decoraciones llenas de historia, todos reciclados del barrio.

Sus sándwiches están enfocados en la cocina de barrio: trabajan con productos de proveedores vecinos, como por ejemplo el pan amasado de la tía Yeya, que vive a un par de metros de ahí. O la carne, de la carnicería del frente. La carta está dividida en cuatro grandes ítems: las fricandelas de 220 grs., las mechadas, los churrascos y los del barrio. ¿Sus hits? El de cazuela y el de mechada en sopaipilla. Los precios van entre los $4.000 y $6.500. La invitación es: salir de lo clásico y vivir la vida de barrio.

Martes a sábado de 18:00 a 00:00 hrs. y domingo hasta las 22:00 / Doctor Raúl Dennis #2677, Quinta Normal / @sangucheriacasacombi

 

Franklin Burgers

Sólo con vecinos internacionales – comida peruana, tailandesa e italiana- el foodtruck de Franklin Burgers instalado en un patio de comidas de Franklin es el nuevo hit para los amantes de las hamburguesas. Inspirados en el sabor yankee, crearon hamburguesas gringas pero con toques chilenos.

Tres amigos fanáticos de las hamburguesas decidieron emprender con este proyecto para democratizar la oferta de las hamburguesas de la ciudad, concentrada en su mayoría en el sector oriente de Santiago y entregar una nueva oferta de sabor al sector, acostumbrado a restaurantes peruanos o de comida chilena solamente.

Enfocados en tener ingredientes de primera calidad, seleccionan sus productos con pinza: queso mantecoso de un proveedor sureño, al igual que la carne de un selecto corte. Los panes son elaborados en La Rosa Gana, la panadería de Bernard Leroy, con una receta exclusiva para ellos que tiene la crocancia justa de una ciabatta con forma de pan para hamburguesa. Además las verduras las compran en La Vega, asegurando la frescura y calidad.

Con 4 recetas, los precios van desde los $4.500 hasta los $5.500. Una de las recomendadas es “La Distinta”: pepinillo, cebolla caramelizada, tocino, queso azul, queso mantecoso, espinaca y la salsa que lleva su nombre.

Sábado y domingo de 12 a 17:00 hrs. / Ingeniero Obrecht 2119, Santiago  / @franklinburgers